mark-sink_4

No será, como dicen, ni una bomba ni un choque de planetas.

El mundo acabará por ese exceso

Que los cuerpos desnudos

cometen cada noche.

Cualquier día

se abrazarán de más dos seres

y la grieta

minúscula que dejen en su lecho

se extenderá imparable por mares y montañas,

por plantas y animales, por los astros,

y todo se hará desgarradura,

ausencia de sí mismo.

El fin del mundo

Llegará del amor y no del odio

Jesus Aguado.

 

Advertisements