Para cantar, sólo se necesitan las ganas.

Zaz, esta cantante francesa lo demuestra cuando asalta una calle para robarse miradas, arrancar sonrisas y secuestrar el tiempo, sólo por 4 minutos y 21 segundos.

Advertisements