Todos podemos ser una estrella en potencia

Eso lo demostró Brett Cohen, en un particular experimento social en las calles de Times Square; aquí él comprueba que la fama es cuestión de percepción y en definitiva la percepción para muchos, lo es todo.

Advertisements