3 proyectores y 2 paredes fue lo que necesitó Filip Sterckx en la filmación del primer video promocional de Willow una agrupación proveniente de Bélgica caracterizada por indagar y experimentar musicalmente para dejar una huella en el sobrepoblado mundo Indie.

Para una banda tan creativa como esta, había que hacer un video que se ajustara a su personalidad, que rompiera paradigmas, que fuese un golpe de frescura audiovisual.

Este fue el resultado.

P.D: (Si la banda queda en el olvido, al menos su video será memorable). 

Advertisements