Imagen

Emily Fisher baja las constelaciones y las pone en nuestras manos, con cada una de sus mantas, es posible arroparse con las estrellas.

Imagen

Una de las cosas más interesantes de su proyecto es que las constelaciones están realmente plasmada en la posición real que ocupan en el espacio, cumpliendo así una función didáctica, decorativa y funcional al mismo tiempo.

ImagenImagenImagen

Aquí el link del video donde Emily explica su proyecto:

Advertisements